“No se construye gobierno abierto por decreto. Una estrategia nacional de datos abiertos no puede ser diseñada de arriba hacia abajo” — Jimena Sánchez Velarde

Jimena SánchezEntrevista a Jimena Sánchez Velarde (@jimenaperu)
* Directora de datosabiertosperu.com

¿Para qué sirven los datos abiertos desde tu experiencia?
Los datos abiertos de gobierno benefician a la sociedad en su conjunto porque son una herramienta fundamental para el ejercicio del derecho a la información. Los ciudadanos tenemos derecho a acceder a información de carácter público, financiada con nuestros impuestos, libre de restricciones y desde su fuente primaria.

Para los ciudadanos los datos abiertos son una herramienta fundamental para poder ejercer los derechos de participación y vigilancia ciudadana. Pero especialmente tienen un valor académico, científico, periodístico y económico enorme. Por ello es que se afirma que los datos abiertos son el nuevo petróleo de este siglo.

Los datos abiertos forman parte de la revolución digital. Esta revolución ha roto con el rol tradicional en el cual el Estado se encargaba de generar las soluciones para los problemas ciudadanos. Hoy la sociedad está generando sus propias soluciones basadas en datos de los gobiernos y accediendo así a más y mejores servicios.

Los datos abiertos también sirven para que las administraciones públicas puedan mostrar lo que vienen realizando, compartir información y así ahorrar recursos. Permiten generar espacios de colaboración entre el estado y los ciudadanos, brindando oportunidades para la innovación social y nuevos modelos de negocio.

Por tanto los datos abiertos tienen un gran potencial que debe ser aprovechado por los ciudadanos, los gobiernos, la academia, las organizaciones de la sociedad civil y las empresas.

¿Cómo describirías la situación del Perú en cuanto al uso de Datos Abiertos?
A comparación de nuestros vecinos en América Latina estamos rezagados y durante estos cuatro años de gobierno el tema se ha estancado. No podemos hablar todavía de un ecosistema de datos abiertos porque solamente tenemos dos entidades públicas que a la fecha cuentan con una política institucional de apertura de datos: La Municipalidad de San Isidro y la Municipalidad de Miraflores. Existen algunas experiencias interesantes a nivel de algunos ministerios, pero no obedecen a políticas institucionales de gobierno abierto, son iniciativas aisladas. Si bien en los últimos meses la Secretaria de Gestión Pública ha realizado algunos avances, lamentablemente seguimos sin tener un portal de datos abiertos nacional, pese a que además se comprometieron a tenerlo para octubre.

Por ello, la situación en el Perú es preocupante porque estamos perdiendo competitividad frente a los demás países ya que no existe todavía una política nacional de datos abiertos. El uso de los datos abiertos de gobierno todavía es reducido, no se conoce el tema en las universidades o institutos, los gremios empresariales no están informados y en general, la ciudadanía no tiene información y tampoco cuenta con portales de datos abiertos gubernamentales.

¿Qué crees que podemos hacer como sociedad civil y cómo estado para promover el uso de Datos Abiertos?
A nivel de estado los funcionarios de la PCM tienen que tener un cambio de actitud. No es posible hablar de gobierno abierto sin tener voluntad de diálogo y escucha. Sus funcionarios tienen que cambiar de chip y comprender que ya no es posible hacer reformas sin involucrar a los ciudadanos, más aún cuando se trata precisamente de gobierno abierto.

Se le han formulado a PCM varias recomendaciones y sin embargo ha persistido en una estrategia que considero equivocada. Además de escuchar PCM tiene que convocar a las organizaciones de la sociedad civil para que sean partícipes de este proceso de apertura. Es necesario que sumemos esfuerzos y para ello PCM debe vencer la resistencia de los funcionarios tradicionales y construir la estrategia nacional de datos abiertos de la mano de la sociedad civil.
No se construye gobierno abierto por decreto. Una estrategia nacional de datos abiertos no puede ser diseñada de arriba hacia abajo. Requiere de la participación de todos los niveles de gobierno y especialmente de los gobiernos locales porque es allí donde los datos tienen mayor impacto en los ciudadanos. Y además PCM debe predicar con el ejemplo y ser los primeros que abran sus datos por defecto.

Como sociedad civil debemos sumar esfuerzos para exigir al gobierno que cumpla este año con abrir sus datos, debemos fortalecer nuestras capacidades, difundir los avances que se están realizando, enseñar especialmente a los jóvenes a usar los datos y promover que más instituciones abran su información.
Como dijo Antonio Cucho, como sociedad civil nos toca ser incómodos para el gobierno, nos toca exigir que ser escuchados, nos toca ser partícipes y nos toca fiscalizar al gobierno en el cumplimiento de sus compromisos.

* Jimena Sánchez Velarde es especialista en innovación pública y gobierno abierto. Abogada PUCP, máster en gestión pública por la Universidad Politécnica de Cataluña. Con estudios de especialización en desarrollo local y regional, planificación estratégica, gobierno electrónico y gobierno abierto. Ha sido jefa del Programa de Buen Gobierno y gerente de Participación Vecinal de la Municipalidad de Miraflores, asesora de la Comisión Municipal de Gobierno Electrónico de la Municipalidad de Lima y asesora en gobierno abierto del SAT. Ha implementado los portales de datos abiertos de la Municipalidad de Lima Metropolitana, SAT, Municipalidad de Miraflores y Municipalidad de San Isidro. Directora de www.datosabiertosperu.com y miembro de la Fundación Ciencias de la Documentación de España.

Share Button

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *